Todos mueren. Van Van muere

Todos mueren. Van Van muere

En dos días me he dado un «baño de Van Van» en Spotify. Empezando desde los tiempos de «Marilú» a la fecha, desde los tiempos de «El Lele» a Robertón, pasando por Pedro Calvo. Unas sesenta canciones más o menos, creo.

Mientras más avanzaba en el tiempo más canciones abortaba. Más Next >> y Next >>

Debí haberlo hecho en sentido contrario, de la actualidad a sus inicios. De la «lata» a las canciones melódicas y aún así bailables. Viajé desde las letras sosas y altaneras (somos cubanos, somos lo mejor, somos la máquinaria, somos, somos, somos) a los textos simpáticos de la era de la revista Opina y la película «Los pájaros tirándole a la escopeta», hasta llegar a la época de textos mejor elaborados, casi poéticos de los primeros días.

Van Van sigue ocupando un lugar en mi memoria, en mis horas de fiestas y ruedas de casino dentro y fuera de Cuba. Lo más seguro es que siga ahí en alguna que otra fiesta privada. Pero las cosas mueren. Todos mueren.

Desgraciadamente con la muerte de Formell «la maquinaria» perdió presión y hoy «Van Van» es un almendrón cuyos remiendos le dan solo para alargar su agonía y vivir en glorias pasadas con la esperanza de dar ese jonrón que no llega porque su cuarto bate ya no está.

P. D. Tampoco Pupi el pianista que era menos prolífico que Formell, pero con la misma puntería.P. D.

Esto hay que oírlo: https://open.spotify.com/track/2cC1mdoQwCcQMuba6w90V2…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

Todos mueren. Van Van muere

Categoría: Blog, Cuba, Opinión