La cerveza en Alemania

La cerveza en Alemania

Bebestibles: Cerveza.

  • En el mundo se estima que hay entre 10 y 15 mil marcas de cervezas de las cuales entre 5000 y 6000 marcas son alemanas, lo que hace que entre el 33 y el 50% de las marcas de cervezas de todo el mundo sean alemanas.
  • Se estiman unas 1300 cervecerías en el país.
  • Los alemanes son el cuarto país en el consumo de cerveza per cápita anual. El checo bebe 159,3 litros al año. Le siguen Namibia (sorpresa), Austria y Alemania con casi 50 litros menos que los checos. Los números exactos no lo sabía, lo tomé de Wikipedia.
  • La mayoría de las cervezas alemanas se producen en Baviera (Bavaria), al sur del país. La mayoría de las cervezas consumidas en el país son artesanas. Son muy comunes aquí los pequeños Brauerei restaurantes que destilan sus propias cervezas (en plural).
  • En abril de 1516, el Congreso del Estado de Baviera decidió que para producir cerveza en Baviera sólo se podía usar cebada, lúpulo y agua. Ahí nació la Reinheitsgebot o ley de pureza.
  • Esa ley es de aplicación en toda Alemania y básicamente establece dos tipos de cervezas: las cervezas alemanas (Bier) y las demás. Cualquier líquido que pretenda venderse en territorio alemán bajo el nombre de BIER tiene que cumplir con esa norma. De no ser así, tiene que ponerle otro nombre, se acepta incluso Beer (en inglés), pero no «Deutsche bier».
  • En cuanto a contenido alcohólico también Alemania establece cuatro tipos principales de cerveza
    • Einfachbier: Cerveza clara con un mosto original de 1,5 a 6,9 por ciento
    • Schankbier: Cerveza de barril con un mosto original de 7,0 a 10,9
    • Vollbier: con un mosto original de 11,0 a 15,9 por ciento
    • Starkbier: Cerveza fuerte con un mosto original de al menos 16.0 por ciento
  • La cerveza más fuerte de Alemania es actualmente la Schorschbock 57 de Franconia con un 57% de alcohol de la cervecería Schorschbräu. Viene en botella cerámica
    Esta botellita de 0.33 litros cuesta 603 euros. La buena noticia: hay una botella de degustación de 0,04 litros, que está disponible por “sólo 24,90 euros”.
  • En Europa central (actuales república checa, Alemania, Austria, norte de Italia), en la Edad Media eran principalmente los monjes los que elaboraban la cerveza. La razón: la cerveza era nutritiva y fortificante y también se podía disfrutar durante la Cuaresma.
  • Aunque en Cuaresma estaba prohibido el consumo de alcohol, los monjes bávaros enviaron un cargamento de su cerveza de Cuaresma a Roma (Starkbier). En el camino, la cerveza se echó a perder, y cuando el Papa la probó, le pareció tan espantosa que permitió que se usara como cerveza de Cuaresma.
  • Tomar cerveza de lata es considerado un crimen en Alemania. Algo así como mezclar el vino en Francia o ponerle piña a una Pizza en Italia. No, eso no se hace.
  • En Berlín existe el «Hundert Bier Bar» (El bar de las 100 cervezas). Como su nombre indica, su carta de bebidas tiene 100 marcas de cervezas.
  • Personalmente, he visto unos 20 tipos de cervezas (tipos, no marcas). Hay muchas más: Pilsen, Altbier (cerveza añeja), Bock , Kölsch, Rubia, Oscura, Negra, Amarga, Export, etc. Mi preferida: cerveza Bock dulce. Una cerveza, (no malta) con un agradable sabor dulzón. La conocí en Heidelberg y desgraciadamente se produce solo en Navidad.
  • Uno de los tipos de cerveza es la «export» (cerveza de exportación), a la que se le añaden conservantes que permiten almacenarla durante largo tiempo y exportarla. Un bebedor de cerveza alemán considera estas de menor calidad.
  • Marcas «famosas» en el mundo como Budweiser y Heineken son calidad “export” casi no se venden en restaurantes. Sin embargo es casi imposible encontrar un restaurante en Berlín que no ofrezca la Corona mexicana.
  • A pesar de su tendencia a no consumir cervezas extranjeras, los alemanes se quitan el sombrero ante las cervezas checas. Mi ex suegro, «cervecero nivel Dios», hace uno o dos viajes al mes desde Berlín a la república checa a renovar sus provisiones. ¡El viejo toma más cerveza que agua!
  • Existe entre los constructores la costumbre de hacer un «segundo desayuno» a pie de obra. Sobre las 9 de la mañana hacen una pausa para tomar la primera cerveza del día.
  • Un bebedor de cerveza alemán abre la botella de mil maneras. He visto abrir una cerveza con el anillo, con un periódico, con la fosforera y los “tipos duros” con la uña del pulgar.
  • He visto y tomado cerveza a temperatura ambiente. Probablemente por el clima, cuando hace frío no hay necesidad de cerveza fría. Cerveza muy fría, casi helada no he visto tomar aquí jamás.
  • Las botellas de cervezas están concebidas para que entre completamente en la jarra, la espuma suba y no se derrame. Claro que esto también depende de la experiencia del camarero. Limpiar el exceso de espuma para evitar que se derrame de la jarra es muy mal visto en Alemania y probablemente termine en discusión. Y en reclamo de botar esa, traer otra y “echarla en la jarra como Dios manda”.
  • Empresas extranjeras, norteamericanas sobre todo, tienen prohibiciones muy estrictas acerca del consumo de alcohol en sus instalaciones. Ni siquiera un brindis por cumpleaños o Navidad. Empresas 100% alemanas son más flexibles en este aspecto. Algunas llegan a establecer el «Bier o’clock», un juego de palabras Bier = Cerveza, que suena similar a Vier = cuatro. Por tanto Bier o’clock estipula que a partir de las cuatro de la tarde de los viernes es permitido el consumo de cerveza en la empresa. Un refrigerador mantiene fría la cerveza (pagada por la empresa).
  • En consumo de cerveza los hombres toman el doble que las mujeres, pero ambos son «resistentes al alcohol». Para ver un alemán borracho por cerveza tiene que haberse caído dentro del tanque de la cerveza.
  • “Bis der Arzt kommt” (Hasta que llegue el médico) es una frase alemana usada para los excesos. En el caso de los tomadores de cerveza significa beber en proporciones bíblicas, hasta que el dueño del local llame a la ambulancia y el médico llegue a «recoger las víctimas». Y como los alemanes aguantan mucho alcohol, yo paso cada vez que me invitan a tomar cerveza «bis der Arzt kommt»
  • A principio de los 90 existió el “Biertrinker Partei” , el partido de los bebedores de cerveza. Era solo jodedera, pero tuvieron mucha atención en la prensa. Uno de sus postulados era un llamado a «luchar contra la cerveza aguada».
  • La Berliner Weisse (berlinesa blanca) se toma en dos variantes: roja o verde. (La única cerveza verde en las fotos)
  • Un Brauerei que se respete ofrece su cerveza en vasos propios, con su marca, escudo o lo que sea (ver fotos). Y tiene un tipo de vaso impreso para cada tipo de cerveza. Es parte de la tradición.
  • En algunos Brauerei, usan las antiguas jarras decoradas, la que ven en la foto es muy sencilla; las hay muy, muy adornadas y dependiendo del nombre y renombre de la Brauerei pueden llegar a costar un par de cientos de euros.
  • En los bares tradicionales alemanes hay el concepto de Stammkunde que se traduce a cliente habitual o de la casa. Y estos clientes tienen una mesa para ellos que permanece vacía incluso si el bar está lleno y si te sientas en ella, cuando ellos lleguen, te “botan” de la mesa, a veces con bastante malas pulgas. En bares ya más rabiosamente tradicionales, los Stammkunde tienen su propia jarra, a veces hasta con su nombre. Esta jarra se guarda en la vitrina, de la que ellos reciben una llave, a la vista de todos y cuando llegan ellos mismos la sacan. ¡Solo ellos!
  • Un Brauerei que se respete ofrece en la lista de cervezas el «Bier meter» (un metro de cerveza). Consiste en una tabla de un metro de largo en la que se colocan en fila varias jarras de cervezas de a litro (a escoger por el cliente) hasta llegar a un metro. Normalmente entre 6 u 8 jarras de a litro «para empezar»
  • Los Brauerei ofrecen jarras de 1, 1. 5 y 2 litros. No menos.
  • Existen varias Bierstrasse (rutas de la cerveza) en Baviera. Conozco solo la Oberfränkische Bierstraße a lo largo de la frontera con la república Checa.
  • Durante la época de epidemia de la peste en la edad media, la cerveza era la única bebida en la que todos podían estar seguros de que no se enfermarían. Por esta razón se autorizó el consumo de cerveza en vez de agua, incluidos los niños.
  • En 1040 el monasterio bávaro de Weihenstephan obtuvo el derecho a fabricar cerveza. Weihenstephan es la cervecería más antigua del mundo, en explotación aún hoy día.
  • Hoy existe una Cátedra de Tecnología para la Cervecería en la Universidad Técnica de Múnich-Weihenstephan.
  • La Oktoberfest, la fiesta que se realiza en Munich cada año – no en 2020 😞- vende en dos semanas más de 7 millones de jarras de cerveza de a litro.
  • El trabajo como camarera en el Oktoberfest es un trabajo duro y especial. Ellas no reciben salario sino que «compran la cerveza en la barra a un precio algo menor que en la carta y la venden en la mesa. La diferencia es su ganancia. Además de eso reciben la propina.
  • Algunos dicen que el dinero ganado les alcanza para un año. Personalmente no creo que sea cierto, al menos si viven en Munich, pero sí puede financiar viajes de vacaciones durante varios meses a Asia, Latinoamérica o África.
  • Pero no todas pueden hacer ese trabajo. Una jarra de 2 litros + el grueso cristal puede llegar a 3 kilos de peso y ellas cargan mínimo 10 jarras = 30 kilogramos. En 8 horas pueden haber ido como mínimo 20 veces cargadas = 600 kilogramos al día.
  • Al cansancio se suma, la bulla de la orquesta y de los borrachos, los borrachos impertinentes (aunque el acoso a una camarera puede costarle al acosador tener que vérselas con un tipo de dos metros de alto, uno de ancho y muy malas pulgas). Es frecuente que tengan que limpiar vómito aquí y allá de bebedores amateur. Si la mala suerte acompaña, les vomitan arriba y no queda otra que ir a cambiarse, limpiarse, tomar otra muda de ropa y seguir como si no hubiese pasado nada.
  • Alzar la copa para brindar y decir ¡A tu salud! en alemán se dice: Prost!

Además de la ruta de la cerveza en el este del país, existe la ruta del vino alemana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About:

La cerveza en Alemania

Categoría: Alemania, Blog, Galerías de fotos Etiquetas: ,