Marchar o no marchar el 15N

Marchar o no marchar el 15N

Dos días antes del quince Cuba es un hervidero. El presidente anuncia que “está preparado para enfrentar cualquier acción”, Bruno, quien hace las veces de Ministro de relaciones exteriores confunde logaritmos con algoritmos y Cuba con alguna otra isla donde reina la tranquilidad y sus ciudadanos caminan por las calles tranquilos, felices y esperanzados junto a su gobierno.

“Marcho o no marcho” es la pregunta que miles de cubanos se hacen hoy en la isla. También entre quienes estamos fuera los hay que se hacen la misma pregunta. A pesar de estar a salvo del manotazo de cualquier ministro y de la seguridad, muchos siguen más preocupados por enviar ayuda cada mes que por tratar de que su familia no dependa de nadie, ni siquiera de ellos.

Mientras tanto la página de Archipiélago ya rebasa los 35 mil miembros* y el ciberclariato usa todo tipo de estrategias. Desde las más burdas a las más solapadas. Todo vale para minar la marcha del 15N.

Hoy encontré a este joven que se hace la pregunta del millón: ¿Marchar o no marchar el 15N? 

“Quisiera saber, ahora que hay quienes parecen tener la solución a todos los males con esto del 15N, cómo ayudaré a la economía nacional y familiar faltando al trabajo y participando en marcha q ahora ni sé si es una marcha?
Qué programa político persiguen? Q han logrado hacer hasta ahora para mejorar mi país?
Por q debería creer q gobernarán mi país mejor q quiénes lo hacen ahora?
Muchas gracias por el espacio…muchos jóvenes nos hacemos esas preguntas, más allá de lo romántico de la libertad, etc.”

Ahora mismo no interesa si este perfil es auténtico o es falso. Las preguntas son legítimas en la cabeza de muchas personas en la isla. Pensar que dentro de Archipiélago no hay gente de la seguridad con cerebro, expertos en manipular psicológicamente al personal puede ser letal. Pero pongamos a un lago los fantasmas y respondamos las preguntas:

Aquí van mis respuestas a ¿Marchar o no marchar el 15N? 

  • Primero, Archipiélago no creó los males de la nación.
  • Archipiélago no ha prometido ninguna solución a los males del  país. De hecho hay por ahí una declaración de Yunior donde dice: “No sé cómo terminará esto, pero sí cómo va a empezar.
    Es una mala costumbre esta la de los cubanos esperar un mesías, un líder, o un grupo de iluminados que resuelva el problema de todos. Los males de la nación tendremos que resolverlos entre todos.
  • Archipiélago es un movimiento cívico, no un partido político.
  • Su objetivo no es gobernar a Cuba, por eso no tiene ningún programa para el día después. Busca, no lo hay.
  • El objetivo de Archipiélago es el retorno de la democracia a Cuba, al fin de una sociedad de partido único, la abolición de la política de partido único, por la construcción de una Cuba con TODOS y para el bien de TODOS.
  • La marcha del 15N además es para resolver nuestras diferencias por vías pacíficas y por la liberación de los presos políticos.
  • Archipiélago es un grupo abierto a todos los cubanos sin importar tendencias, sexo, raza, lugar de residencia. Aquí los hay de derecha, de izquierda, de centro, anarquistas, socialdemócratas, animalistas, feministas, nacionalistas y hasta gente que no está en na. Mira tú mismo las broncas en cada post. Archipiélago es lo que debía ser la asamblea nacional, aqui se discute, se patalea, se insulta. Todo desde el respeto a nuestras diferencias. Por eso estás tú en este grupo, incluso si fueras seguroso. Eres cubano y basta.

Puedo poner un sinfín de razones, pero quiero terminar con la más importante:

Mírate tú mismo, joven cubano. Mira tu pobreza ¿Puedes decir que hoy ayudas al país? ¿Si vas al trabajo o no vas, ayudas al país? Peor aún ¿Ir al trabajo hasta hoy te ha ayudado de algo? ¿Tienes alguna incidencia tú o tus acciones en tu propio futuro? ¿Puedes realizar una crítica o simplemente decir lo que no te gusta sin temor a represalias?

¿Cómo ves tu futuro en cinco, diez o quince años? Hace veinte años yo me fui, todos nos íbamos del país pero tu generación ha decidido quedarse. Tú tienes el privilegio de pertenecer a la generación que dijo BASTA. Si algún mérito se le puede achacar a Archipiélago y tiene un montón, es haber abonado y regado sobre el sentimiento de amor a Cuba que ahora está germinando.

Joven, nadie te obliga a marchar, el 15N nadie pasará lista, nadie incluso te criticará. Tienes incluso la posibilidad de “participar” quedándote en casa, usando ropa blanca, sonando cazuelas desde la azotea de tu casa, o tendiendo sábanas blancas en los balcones. Es humano tener dudas, es humano tener miedo (yo lo tendría también en tu lugar).

Pero solo una cosa: Sea lo que sea que decidas hacer no lo haces por Archipiélago, ni por Yunior, ni nadie. Lo haces por tí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

Marchar o no marchar el 15N

Categoría: Blog, Cuba, Opinión