Las vacunas, Cuba y la realidad.

Las vacunas, Cuba y la realidad.

El 13 de marzo de 2021 la situación epidemiológica en Cuba mostraba 639 casos de infectados por día y cuatro fallecidos por día. Me parecía muchísimo, por eso ese día publiqué en Facebook esto:

«Chile, el nuevo campeón de vacunación mundial contra el Covid-19, anuncia que completará la vacunación de sus 19 millones de habitantes en Junio con vacunas chinas y rusas.
Volverá a la normalidad antes de que Cuba tenga su primera vacuna lista en agosto.
Fue una decisión correcta ir SOLO en esa dirección?
No habría sido mejor comprar dosis para empezar hasta que estuviese la cubana a Rusia y China (dos socios tradicionales, nada de embargo)?
Cuantas muertes se habrían podido evitar?
Exceso de optimismo, soberbia o incompetencia a la hora de tomar las decisiones»

Pueden verlo aquí: https://www.facebook.com/Skapada/posts/10225438393090360

Y no fui el único, muchísima gente desde todo el mundo, incluso desde dentro de Cuba, defendió la tesis de entrar en el programa Covax o tocar a la puerta de los aliados rusos y chinos. Era lo que la lógica indicaba. En marzo no se sabía si los proyectos de vacunas cubanas llegarían a buen puerto. Lo que sí indicaba claramente la curva de infectados y fallecidos era que aumentarían ambos. Nadie podía vaticinar cuanto, pero la tendencia no dejaba dudas.

En aquel momento, el gobierno cubano firme a su costumbre de ignorar cualquier opinión que no sea la suya, tocó las trompetas del triunfalismo y optó por mirarse nuevamente el ombligo. ¡Ah, Brasil tiene más muertos -decían- y en USA ni te cuento!. Hicieron del Covid una Olimpiada del honor patrio y se colocaron ellos mismos en lo más alto del podio.

Han pasado cuatro meses y medio y hoy el paisaje es desolador. Cuba alcanza el cuarto lugar mundial en número de infectados por cada 100 mil habitantes en los últimos 15 días, 9700 infectados ayer. Los fallecidos según cifras oficiales sobrepasan los 2800 cubanos (de los cuales más del 75% murieron este año). El sistema de salud ha colapsado, las noticias de personas fallecidas en casa sin siquiera haber sido atendidos son cada vez más frecuente. Mientras tanto la campaña de vacunación tardía con solo 4 millones de vacunados completamente, cerca de un tercio de la población; no llega a alcanzar a la cifra de enfermos.

Ver tabla comparativa por países

Entonces ahora, forzado por la realidad el gobierno cubano decide comenzar a usar paralelamente la vacuna China.

Ahora que la palabra diálogo va de boca en boca en Cuba, ahora que el gobierno llama a citar los problemas con nombres y apellido, empecemos:

Señor Presidente Diaz-Canel, usted hizo una mala evaluación de los riesgos, aún cuando las vacunas cubanas han resulado un éxito usted no podía saberlo en marzo. Usted apostó todo a una carta desconociendo las señales de lo que venía. Puso todos los huevos en uns sola canasta y hoy su mala decisión se está cobrabdo en vidas.

Su peor enemigo no es el bloqueo, no son los Estados Unidos, no es la oposición, su peor enemigo es la realidad.

Todos esos muertos innecesarios van a su cuenta señor Presidente. Cuba le queda grande, renuncie y no nos haga perder más tiempo y vidas cubanas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

Las vacunas, Cuba y la realidad.

Categoría: Blog, Covid-19, Cuba, Opinión