Regulaciones de obras en Cuba

Regulaciones de obras en Cuba

Lamento que la polémica acerca de mi post «Al trozo modo» sobre la observancia de la regulaciones de obras en Cuba y su calidad haya alcanzado tal temperatura. Aunque llevo ya muchos años en las redes y soy autor de cientos de publicaciones en ella, es la primera vez que un post mío tiene tanta resonancia. No era mi propósito, varios periódicos online se hicieron eco de mis palabras sin siquiera pedir autorización y provocaron que mi opinión fuese compartida como la pólvora en Cuba.

Aún así, esta repercusión viene a demostrar que el edificio en cuestión está en el centro de la opinión pública y es una herida en el corazón de la sociedad cubana. O como dije antes, está teniendo un mal parto.

Me habría gustado poder visitar la obra, pero no me es ni será posible. Comenté la primera foto y durante la discusión han aparecido algunas más, incluidas las de Alejandro Manuel Silva Gonzalez quien es miembro del equipo de proyectos del edificio, según entiendo y que me han permitido ahondar en el tema.

Vaya por delante que me he opuesto a comentarios alarmistas que afirman que el edificio caerá. Nunca he puesto en dudas, ni siquiera he mencionado la resistencia especificada, el uso de aditivos en el hormigón, o la complejidad de la obra. Por tanto va más allá de esta discusión.

Mi análisis ha sido siempre visual, lo cual es válido y es el primer elemento que usan los peritos para certificar la calidad y Observancia de la regulaciones de obras en Cuba. En mi análisis siempre me he referido y limitado a dos cosas: la calidad de las terminaciones de esas fundiciones de hormigón. A lo que se ve en su superficie. ¿Son cucarachas, es la huella de distintos aditivos, es el rastro del molde o son las perforaciones como consecuencia de la tecnología de encofrados? Segundo, la Observancia de la regulaciones de obras en Cuba en términos de seguridad. Esa ha sido la cuestión.

Luego de analizar las fotos, estas no han hecho más que reafirmar mi opinión.

Las fotos que ha subido Alejandro ya más de cerca, confirman que la calidad de las terminaciones no es buena. Claro que las esquinas rotas, las marcas de juntas entre paneles, las diferentes coloraciones, las manchas irregulares en el hormigón quedarán ocultas; pero la calidad de las terminaciones va por otro camino.

En cuanto a la organización, higiene y protección del trabajo, las fotos arrojan más dudas que luces. Si he entendido bien, hay una malla dentro del edificio por detrás de las barandas de seguridad. En ese caso la presencia de trabajadores por fuera de esta malla que muestra una foto hacen que la misma pierda sentido. Aún cuando los obreros estén atados a la estructura, siempre debe haber una malla entre ellos y el vacío. Para esto las leyes no hacen excepciones. 

No menos importante es la ausencia de una malla exterior que impida el arrastre de materiales sobre las edificaciones circundantes y la ciudad. Ver Foto 1. Sencillamente no la hay. Compárese con la foto 2 y verán a lo que me refiero. Esto puede traer consecuencias imprevisibles para los vecinos tales como tupiciones en azoteas y tragantes o daños a su salud, en este caso asma, alergias, etc.

regulaciones de obras en Cuba
Ausencia de malla antipolvo
regulaciones de obras en Cuba en comparacion a berlin
Obra de edificio alto protegida con malla antipolvo en todas sus fachadas

El último punto ya rebasa la responsabilidad de la dirección de la obra y es una muestra de la falta de compromiso del gobierno de la ciudad de La Habana con la seguridad de sus vías y habitantes. La foto 4 muestra que no hay nada que impida el impacto directo sobre el tráfico y los transeúntes de la calle 23  en caso de desprendimiento o caída de un objeto de manera accidental o intencional desde los pisos altos.

Para estos casos y dada el tamaño de la inversión que se lleva a cabo, en muchos países del mundo, las autoridades de la ciudad exigen a los inversionistas la construcción de pasos a nivel provisionales (Foto 3), que junto a las mallas antipolvo (foto 2) o vallas ciegas (Foto 5) minimizan el daño posible sobre la ciudad y los transeúntes.

Observancia de la regulaciones de obras en Cuba
Via cercana desprotegida de la caida de objetos de la obra
regulaciones de obras en Cuba
Paso a nivel provisional sobre la via cercana a la obra

Si alguien piensa que es una exageración, recuerde que hace una semana el paso de transeúntes del restaurante Moscú en una obra de dos pisos de alto, resultó aplastado por el peso de un derrumbe accidental. Esas cosas pasan.

Existe la tendencia entre nosotros, los hijos de esa nación, a minimizar las posibles consecuencias de la no Observancia de la regulaciones de obras en Cuba, de las leyes y normas. No falta quien se blinda ante una llamada de atención y lleva una discusión técnica al plano político acusándome de tener intenciones ocultas y malévolas por alertar de un posible peligro. También está el curioso que se pregunta así, como quien no quiere las cosas “¿quién me paga? Y por último no podía faltar el bloqueo como causa de todos nuestros males.

Desgraciadamente, somos testigos cada vez con más frecuencia de accidentes no tan accidentales, que podrían haberse evitado con solo leer lo que establecen las leyes. En una obra de tal magnitud, con recursos suficientes a su disposición, la Observancia de la regulaciones de obras en Cuba, de las normas técnicas y de seguridad debería llevarse al extremo pues un fallo puede tener consecuencias catastróficas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

Regulaciones de obras en Cuba

Categoría: Blog, Cuba, Opinión