Música africana

Música africana

Media hora oyendo música africana en el bus me es suficiente para hacer el siguiente razonamiento: La cultura cubana actual es el resultado de la mezcla de dos mundos, el africano y el europeo. Pero ¿qué conocemos de estos mundos? Específicamente de su música.

Pasemos revista a la música española. En Cuba conocemos y estamos enterados más o menos de su evolución. Cualquiera puede mencionar el flamenco, la Jota y coplas tradicionales llegadas hace siglos hasta el rock y pop español más actual. También puede citar obras de los primeros cantaores y de Sabina, Jarabe de Palo y Sanz. Yendo más allá en Europa incluso tenemos fans de Beatles, Led Zeppelin y Adelee, Mozart, Vivaldi y hasta alguno que siga grupos de rock vikingo.

Sin embargo sería un reto muy grande para un cubano hacer lo mismo con la «Padre patria». Citar dos cantantes, agrupaciones o canciones africanas de la última década, o de hace dos, o de siempre pondría en aprietos a casi cada cubano No hablemos ya de ritmos, pintores o literatos africanos. Que levante la mano quien de nosotros conocía al más reciente premio Nobel de Literatura antes de ser galardonado. La mayoría hemos salido corriendo a Wikipedia para saber un poco más de él. Incluido yo, claro está.

Pero volvamos a la música, pocos podemos hablar de música africana pasada o actual a pesar de que Spotify está lleno de ellas.

Y esto nada tiene que ver con la política cultural del estado cubano. He visto en Cuba, en el famiso paquete semanal telenovelas coreanas pero nada que se aproxime a la África negra debla cual descendemos. Yo en Alemania por mi parte durante años he oído y bailado música salsa de ese continente de muy buena calidad. Sin embargo no me pregunten el nombre de las agrupaciones.

Mucho hemos hablado de hacer justicia con aquellos hombres y mujeres arrancados de África y forzados a la esclavitud. Todo exigimos a las instituciones, pero en nuestras mentes no los hemos liberado aún, aquellas personas siguen siendo esclavos. Sus decendientes a diferencia de los europeos, no evolucionan para nosotros.

Vergonzosamente, la música africana para los cubanos se reduce a la música a congas, batás y cantos religiosos. Pídale a cualquier músico un tema para una telenovela o programa sobre África y adicionará un par de batás a sus composiciones para hacer música africana. Los más osados invitarán a un sacerdote de cualquier religión de aquel continente a decir cuatro jerigonzas que ni él ni el sacerdote entienden y le llamará fusión*.

La guitarra eléctrica no es cosa de música africana.

Hace un par de días dí con la banda Mortal Soul de Kenia. Dediquen un par de minutos a su música en YouTube. Si usted sigue el rock coincidirá que nada tiene que envidiar a las grandes bandas anglosajonas.

Lo curioso es que, esta es una confesión, si solo hubiese oido el sonido ahí habría quedado todo. Pero al verlos para mí el sonido no cuadraba con la imagen y más que reconocerlos como buenos músicos, mi mente los calificó como una «curiosidad».

Esto no es una arenga por la justicia mundial, cada cual piense como desee. Pero si como yo, usted se dejase llevar por la curiosidad desprejuiciada, le aseguro que va a encontrar verdaderas gemas dentro de la música africana del siglo XXI. Es de justicia con nuestros parientes, descendientes también de nuestros ancestros que llegaron encadenados a América hace siglos.

Ah y mañana hablamos de la música rusa. Que «los bolos» ya no son lo que eran

P.D.:
* También los hubo que tocaban con mandíbulas de animales muertos o raspaban esqueletos de pescados. Dicen que eso era nativo de América. Claro que siempre puede ser peor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

Música africana

Categoría: Blog, Opinión