¿Por qué se va la gente de Cuba?

¿Por qué se va la gente de Cuba?

El mayor desafío que tendrá el próximo gobierno cubano, porque este ha demostrado ser muy torpe en asuntos de tratar a su gente, es revertir la sangría de talentos de todas las especialidades que abandonan el país y convertir a Cuba en un destino atractivo para los cubanos. Es un desafío gigantesco, teniendo en cuenta que Estados Unidos está tan cerca. Pero esa condición geográfica va a ser así siempre, así que no es algo que se pueda ignorar.

Pongamos por ejemplo cualquiera de esos científicos que trabajan hoy en las vacunas cubanas. Ellos son verdaderos héroes, los únicos que pueden terminar con la pandemia. No el PCC, no Diaz-Canel, no las consignas, ellos. Lo que ellos hacen en los laboratorios no se los enseñó nadie, ellos están mas allá de lo que se puede aprender en cualquier Universidad. Ellos podían haber optado por destilar alcohol y venderlo en la bolsa negra y ganarían más. Pero decidieron cruzar la frontera del saber atraidos por su ansia de saber, con su propio talento y esfuerzo y están en terreno desconocido. Solo unos pocos de los cientos de miles de graduados en Cuba lo han logrado. Solo unos pocos lo han logrado en el mundo. Es un logro personal, es su talento.

Esos tipos valen su peso en oro y son los que van a salvar el país literalmente de la pandemia. No necesitamos a los políticos, no un partido, sino una vacuna. Sin vacuna se va todo al carajo, incluido el PCC. Creo que eso lo entiende cualquiera, porque el virus no distingue en ideologías.

Hoy no hay mas de 100, quizás 1000 científicos en todo el mundo que pueda decir «Yo desarrollé una vacuna desde cero». Esos tipos están en la élite mundial. Todos esos científicos conocen de la existencia de los otros alrededor del mundo que trabajan en proyectos similares y están al tanto de sus logros. Quizás hasta se hayan conocido en algún congreso, o hayan debatido un artículo en una revista científica.

Ugur Sain y Öslem Tureci son dos doctores de origen turco radicados en Alemania. Ellos desarrollaron la vacuna Pfizer. Los americanos pusieron el billete, pero ellos son el cerebro detras de la vacuna. ¿Qué hizo Alemania cuando Biontech la firma alemana firmó con Pfizer? Los dos médicos han sido condecorados con la orden mas alta de Alemania. No a la Merkel ni a su partido, sino a los científicos. Y por supuesto hoy ellos participan y se benefician de su trabajo. Nadie le discute el mérito, mucho menos la paga. Todo el conocimiento es suyo. Hoy ellos no tienen interés en abandonar Alemania. Viajan a USA y vuelven.

Ahora, volvamos a esos médicos cubanos que tocan el cielo en la mañana y en la tarde se van a su casa con un salario que no les alcanza para comer, que sufren los mismos recortes, los mismos problemas que el más vago de los cubanos. Probablemente estén en el laboratorio pensando qué van a cocinar mañana o a qué bandolero le puede comprar un pollo por la izquierda. El guajiro del mercado, que recibirá la vacuna gratis que ellos desarrollaron, no les venderá la carne de puerco si no ponen el dinero en la mesa. Sorry Doc, pero si no hay billetes no comes, les dice en su cara. Dinero que no tienen porque no lo ganan con lo que hacen.

¿Por qué se va la gente de Cuba?

Esos científicos cubanos saben, conocen de la existencia y de la historia de los turcos de Biontech-Pfizer. En esas condiciones, la posibilidad de que esos cubanos mañana abandonen el país, que acepten una mejor oferta está servida.

Cuba no cuida su capital humano, no mima y no retribuye a la gente de valía. Cualquier Secretario General del Partido Comunista de una provincia es un animal con ropa comparado con esta gente, sin embargo habita una casa que no construyó, conduce un auto que no compró, recibe una dieta para su familia y su provincia está en la ruina, mientras el científico que desarrolla una vacuna que va a salvar el país está viviendo en casa de la suegra, llega sudoroso y sin desayunar en bicicleta al laboratorio y no sabe que van a comer sus hijos mañana.

Es más fácil culpar a los países desarrollados de robar cerebros o a quienes abandonan el país culpándoles de oir cantos de sirene. En febrero, el Partido Comunista de Cuba apretó la tuerca y prohibió la realización de 134 profesiones por cuenta propia. Ingenieros, científicos, medicos, investigadores. Lo que mas vale y brilla del país fueron condenados a no hacer nada. No son cantos de sirena, es una ley que obstaculiza su desarrollo de por vida.

Basta conque uno de esos investigadores, científicos, deportistas, ingenieros, arquitectos, médicos, programadores, no tenga la moneda libremente convertible para comprar zapatos o leche para su hijo. En esas condiciones la decisión es fácil.

No culpen a USA o Europa, la verdad es que el gobierno cubano no los merece. Por eso a la primera oportunidad, se van.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

¿Por qué se va la gente de Cuba?

Categoría: Blog, Cuba, Opinión