La prensa libre y los políticos

La prensa libre y los políticos

Todavía no he logrado ver completamente el encuentro de Diaz-Canel con representantes de la prensa dócil cubana. De veras. Ni siquiera he podido verlo por etapas, no lo logro.

El problema es uno: me he acostumbrado a periodistas que acorralan a los políticos, que le preguntan temas candentes que le interesan a todos. Periodistas que no tienen miedo a interrumpir con preguntas en dirección contraria. Ver aquellas maromas de la prensa cubana para no decir algo que les ponga la soga al cuello es deprimente.

En marzo Anne Will hizo a Angela Merkel explicar en vivo en la televisión el por qué de sus disculpas por un fallo. «Pido disculpas al pueblo. Ha sido mi error».

Eso es prensa. El periodismo que Martí describió como un látigo con cascabeles en la punta. Ni idea que quería decir Martí con eso, pero los políticos tienen un respeto inmenso cuando oyen el tintineo.

Hoy le ha tocado a Annalena baerbock, candidata a Bundeskanzler por el partido Verde. Ha estado una hora completa respondiendo preguntas en vivo a un público en el estudio y llamadas telefónicas. La gente le ha tirado a matar. ¿Cómo vas a hacer esto? ¿De donde vas a sacar el dinero? ¡Eso que usted dice no tiene ni pies ni cabeza! ¿Qué piensa usted de la actuación de Alemania en Afganistán? Tiene cinco minutos para responder. Cualquier respuesta puede costarle la candidatura.

Por eso no he podido ver completo el video de Diaz-Canel. Porque me gustaría verlo frente a muchos cubanos que le apunten con el dedo y le lancen las preguntas que a todos importan. ¿Por qué faltó el oxígeno en agosto si se sabía que la pieza estaba rota desde hace 17 años? ¿Por qué abriste las fronteras? No nos interesa saber lo malo que son los americanos, ¿qué vas a hacer tú para sacar al país de la crisis? Probablemente llore.

Es época de elecciones en Alemania y ayer la periodista Anne Will lo volvió a hacer con una representante de «Die Linke» (La izquierda). Este partido propone entre otras cosas usando sus palabras «subir los impuestos hasta el 75% a aquellos que ganen más de 1 millón de euros anuales) y así desmontar las diferencias sociales intrinsecas del capitalismo».

Y esta es la respuesta traducida. Palabras más, palabras menos:

– Sra. Wissler voy a poner un ejemplo que todos conocemos: Biontech. Esa gente con su talento han creado la vacuna contra el Covid producida por Pfizer. Gracias a ellos millones de personas han vuelto a sus trabajos, negocios, fabricas han vuelto a funcionar. La economía ha vuelto a funcionar. Ellos han ganado y merecen cada centavo ganado con su descubrimiento. ¿Propone usted quitarles el 75% de ese dinero merecido? ¿Sabe lo que pasará con su política? Gente como ellos se irá a otro país a invertir y cerrarán las fábricas. La izquierda logrará la igualdad de la sociedad de la manera más fácil, haciendonos a todos pobres.¿Se ha puesto a pensar que usted vive en un país que es paradigma de la economía de mercado? Creo que usted tiene que replantearse la manera de alcanzar la igualdad social o seguirá recibiendo solo mínimo apoyo del pueblo alemán». Por eso no he podido ver hasta el final el video de Diaz-Canel. He sabido que eran cuatro horas, pero editado han hecho solo dos. No me entiendan mal pero es que ya me he acostumbrado a ver debates donde los periodistas son profesionales de la verdad y a los políticos servidores públicos. No al revés.

https://www.ardmediathek.de/video/anne-will/mindestlohn-reichensteuer-schuldenbremse-steht-deutschland-vor-einer-richtungswahl/das-erste/Y3JpZDovL25kci5kZS9jN2I5OWU0ZC1mNGNkLTRmMjItODhiMi0wNjRlZTViMjQ4NzQ/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

La prensa libre y los políticos

Categoría: Alemania, Blog