Como montar bicicleta

Como montar bicicleta

La vida del inmigrante es la suma de sustos, esfuerzos y mucha suerte. Sobre todo suerte.

En Alehttp://malanga.blue/category/alemaniamania he hecho de todo un poco. Primero traté de salir adelante como arquitecto, pero la vida terca terminó poniéndome a hacer trabajos de mierda, traducciones, clases de español, trabajo nocturno y lo que apareciera para mantener la cabeza fuera del agua durante unos minutos. La mayoría del tiempo morado, aguantando la respiración.

Tardé una década y estudios de “Diseño Web” y “Software developer” para encontrar un trabajo decente. Pero aunque sea meritorio terminar una segunda y una tercera carrera con cincuenta años en las costillas y en otro idioma; la cabeza ya no es la misma. Eso lo nota sobretodo cualquier colega con la mitad de tus años que ha crecido además con un tablet bajo el brazo conectada a Internet high speed. Los siguientes fueron años más duros, tratando de ponerme a la par con los muchachones que me rodean. Pero la experiencia, necesita tiempo. El que yo no tenía.

La nochevieja de 2019, casi al borde del burn-out, oyó cansada la misma cantaleta-promesa-ruego de todos los años: ¡Este año ha de ser mi año!. Pero el 2020 es como es. Cuando el Covid-19 tocó las puertas de la empresa, traía una nota con mi nombre escrito en ella y en letras grandes: ¡A casa!

Don’t worry, you are in Deutschland, repiten ejecutivos, amigos, familiares.

Sí, gracias a Dios estoy en Alemania. Pero las ayudas son buenas para la pausa, mi problema ha sido siempre querer salir adelante.

Para acortar la distancia que me separe de mis posibles próximos jóvenes colegas he estado seis meses estudiando como un poseso . Pero las noticias no son alentadoras; 700 mil empresas a la quiebra y un desempleo que aumenta por día hacen la búsqueda de trabajo difícil hasta el más genio de los programadores. Y si a eso sumas tus cincuenta y tantos, se espera de tí que traigas muchos, muchos años de experiencia. Y yo, ni una cosa ni la otra.

Para aliviar el estrés, he hecho mucho deporte, mucha bicicleta, visitar lugares, conversar con gente, social networking a la antigua -cara a cara, café o cerveza por medio.

Y ahí es cuando llega la suerte.

  • ¿Yo? Soy programador. De hecho, soy arquitecto -le dije- pero eso es historia antigua y… ¿AutoCAD? Sí, pero hace tanto tiempo que no creo que… ¿Una prueba?
  • La arquitectura es como montar bicicleta – respondió.
  • Bueno

Y tanto que lo es, que he firmado ya el contrato y esta semana, tras una pausa de 18 años sin ejercer, comienzo a trabajar en Berlín.

De Arquitecto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About:

Como montar bicicleta

Category: Alemania, Berlín, Blog, Personal Tags: ,