Covid y el aislamiento social

Covid y el aislamiento social

Mi empresa se fue del aire por tres meses. Al menos. Dicen. Ha empezado el aislamiento social

Mi encierro ahora es también online. El cerco se cierra. No video conferencias, no memes en el chat.

¡No necesito ponerme pantalones frente al ordenador!

Tengo que hacer un plan para no terminar como los otros, volviéndose locos o deprimidos.

Al menos ha salido el sol.

Ahora no tengo excusas para no hacer deporte, montar bicicleta, hacer algunos (muchos) tutoriales que siempre «procrastiné».

¿Cómo carajo se dice procastrination en español? Pongo en mi plan también buscar la palabra española para eso.

«Postergar» dice Google translator.

De paso aprendo que existen las palabras «procastramiento, procastinación y procastrabilidad».

También he conjugado un montón de verbos, como quien no quiere las cosas: Yo procrastino, tú procrastinas, él procrastina…

Se aprende mucho en estos días. Pero no me deprimo.

Me miro mucho en el espejo. Con barba de varios días y haciendo deportes encerrado en una habitación, me siento protagonista de la película «Papillón».

Solo espero que no llegue a comer cucarachas.

Llevo tres días en esto, Ya solo me quedan dos meses y 28 días, 2088 horas, 125280 minutos.

Pero no me deprimo.

¿Qué día de la semana es hoy?

Aislamiento social.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

About:

Covid y el aislamiento social

Categoría: Blog, Covid-19, Personal